El troquelado consiste en recortar con un troquel piezas de papel, cartón o plástico mediante la presión que se ejerce en el soporte a recortar.
El troquel es una pieza de madera, con cuchillas cortantes para recortar con precisión las piezas de papel, cartón o plástico. A diferencia del corte de guillotina que es lineal, el corte de troquel nos permite hacer cortes irregulares. Se pueden elaborar troqueles a medida, dentro de unos tamaños, para cualquier pieza que deseamos cortar o deseamos darle un acabado especial.
El troquel recorta pieza por pieza y golpe por golpe según la línea que le hayamos establecido. Los soportes troquelados en muchas ocasiones necesitan un manipulado adicional como en el caso de carpetas con bolsillos.
Los ejemplos más claros de troquelado son: carpetas, círculos, muñecos de papel con pestañas para montar sin pegamento, soportes publicitarios perfilando siluetas, papeles imantados con formas irregulares, soportes para embalaje, ventanas para documentos…
Los semitroquelados o medios cortes,  también forman parte importante de los troquelados de piezas que el cliente después desprende del soporte original, es el corte parcial sin que se termine de desprender de la plancha impresa. Un claro ejemplo son los adhesivos
Los soportes que podemos alimentar en las troqueladoras van desde los 60 a los 350 grs en papel y de 200 a 400 micras en el soporte de plástico.